Información Tecnico Legal

Protección respiratoria

Nuestro país, está suscrito a un programa de la OMS, para erradicar  la silicosis de aquí al 2030, desafío que nos lleva a cumplir una serie de requisitos para alcanzar esta titánica meta en la fecha propuesta.  Así lo indica, Resolución 847 del  20-10-2009. Donde nos entrega las directrices  sobre normas mínimas de desarrollo de programas de vigilancia y control de la silicosis. Además de tener carácter obligatorio por parte de las empresas y organismos administradores del seguro de Ley 16.744 y la última modificación del Decreto Supremo 594, publicado en el diario oficial, en febrero del 2015.

Parte de la solución a este inconveniente, es establecer un “ Programa de protección respiratoria “,  para todos los contaminantes presentes, estableciendo procedimientos técnicos, administrativos para la adecuada selección, capacitación, entrega y disposición de protección respiratoria y con ello dar cumplimiento y respuesta a las fiscalización  de la autoridad sanitaria.

Elementos mínimos del programa.-

•             Educación del riesgo de exposición a sílice u otros agentes contaminantes.

•             Selección del respirador más cómodo para contribuir al mayor tiempo de uso del equipo.

•             Pruebas de ajuste con equipo Portacount.

Ropa Técnica

Es importante saber, que para la ropa técnica, nuestra autoridad sanitaria, exige en Chile, la certificación de la prenda completa, y no solo de la tela, ya que se requiere comprobar el comportamiento de toda la ropa y sus componentes, frente al riesgo para el cual se está usando para proteger. Al respecto, se debe aplicar normas y laboratorios extranjeros, ( Resolución 1203 ), debido que en Chile,  existe norma y no laboratorio, viceversa,  o ninguna de las dos, por lo que cualquier laboratorio nacional, si no está en el listado publicado por el ISP, no está autorizado para certificar absolutamente nada.

La ropa técnica, independientemente del riesgo, es considerada un equipo de protección personal, por lo requiere estar debidamente certificada.

El Decreto supremo N° 18, exige la certificación a cada equipo de protección personal que se venda en el país, sin excepción, obligando al fabricante, empresa vendedora y a quienes lo usan a entregar equipos certificados en relación al riesgo al cual está expuesto el trabajador y poder corroborar que lo que dice la certificación, es lo puede proteger el equipo de protección personal al trabajador en relación a su actividad.

Ropa ignífuga

Todas las actividades con riesgo de muerte inminente, deben estar totalmente identificadas, por muy complejas que estas sean, ya que una vez identificado el riesgo, recién podemos elegir la solución adecuada. El concepto ignífugo, lo podríamos definir como la diversidad de compuestos o mezclas incorporados en diversos materiales, en este caso textiles, diseñados para reducir la inflamabilidad de un material o para demorar la propagación de las flamas a lo largo y a través de su superficie. En la práctica, se puede presentar en diversas actividades, sin embargo, en los trabajos con riesgo de arco eléctrico, son los más habituales, exponiendo al trabajador a distintos riesgos, y entre ellos, a quemaduras de tercer grado, provocadas por la energía de radiación del arco y por las proyecciones de metales fundidos.

Al respecto, es muy importante tener claro que en muchas actividades se genera el riesgo de quemadura, y en Chile, para proteger a los trabajadores, es muy habitual encontrar ropa certificada y ensayada,  para  flamabilidad, por lo tanto es regulada por NFPA 2112 ( En el caso norteamericano ), pero,  entregada para que la usen los electricistas, siendo que la norma que regula los riesgos eléctricos en lugares de trabajo en E.E..U.U. es NFPA 70E. Esto significa, que en ambos casos, los ensayos de certificación y el documento de certificación como tal, son por NFPA, pero son absolutamente diferentes, y por lo mismo NFPA, les asigna códigos distintos a estos riesgos de quemadura. Este es un punto fundamental a la hora de elegir la prenda basada en el riesgo al que se expone el trabajador y el compromiso legal de la compañía usuaria ante un eventual accidente, ya que no se estaría entregando el EPP certificado en relación al riesgo al cual está expuesto el trabajador ( Decreto Supremo 18 y Decreto Supremo 594 )

En esta aclaración, el registro del ISP juega un rol fundamental, ya que al revisar las inscripciones de las empresas chilenas en el ISP, el código de certificación es generalmente NFPA 2112, lo que significa que solo aplica, de acuerdo al Decreto Supremo 18 y al Decreto supremo 594, para flamazos pero no para Arco eléctrico, además de corroborar que lo que se exige en Chile es la certificación de la prenda y no de la tela.

En Chile no existe norma y laboratorio autorizado al respecto, por lo que se acepta norma extranjera ( Resolución 1203 ), pero como en todas las aplicaciones de la norma, debe complementarse plenamente lo que indique la certificación versus el riesgo al cual está expuesto el trabajador. 

Ropa para frío

Para recomendar ropa para frío, es fundamental tener en cuenta que la sensación térmica es un factor fundamental, y como es sensación, se define en forma personal, siendo las personas con más grasas las que más emiten calorías en sus actividades, por lo tanto sienten “ más calor “. Los principales puntos que la definen son la humedad y el viento. Por lo tanto sería irresponsable establecer que una prenda soporta una determinada temperatura, ya que los ensayos que acreditan alguna temperatura en especial, se hacen en laboratorios con condiciones estables y no como es en la práctica, donde la sensación térmica es personal, influidas por diferentes niveles de humedad y de vientos a diferentes horarios. Por lo tanto las prendas, tienen el tratamiento térmico necesario que encapsule calor y que evacúe la transpiración, para poder mantener a la persona seca y evitar enfermedades asociadas al frío y la humedad. Por lo tanto no se deben mezclar prendas que no cumplan con todo el tratamiento, en todas sus capas.